Una tradición en el municipio

Apenas una semana antes de que la Virgen del Rocío emprenda su regreso a la aldea, preside lo que se conoce como la Función de Iglesia que es un recorrido procesional por las calles de Almonte con la imagen vestida con sus galas de Reina y con el que se culmina la celebración de la Novena preparatoria de la siguiente Romería de Pentecostés. La Virgen sigue un itinerario de calles tradicional en el entorno de la Parroquia de la Asunción, un recorrido siempre adornado como es tradición en el municipio.

La estampa de ver a la Virgen del Rocío vestida de Reina y en su paso procesional de cada Lunes de Pentecostés depara momentos únicos y muy diferentes, también por la estética, al que desarrolla para la Venida y para la Ida ya vestida de Pastora.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Aceptar