La Virgen del Rocío llega a Almonte

Está desarrollada por Manolo Galán Cruz, licenciado en Historia del Arte y director del Tesoro de la Virgen del Rocío. Su construcción contará, como viene siendo habitual, con dos portadas, una orientada al oeste y la otra al este. La portada oeste, más próxima al edificio histórico y central del Ayuntamiento almonteño. Para el tímpano de ésta pensamos en la colocación de un altorrelieve con la escena de la Asunción de la Santísima Virgen al cielo (TOTA IN COELVM ASSVMPTA). El motivo de elegir esta escena es por la advocación del templo parroquial de Almonte, de manera que estaría situado en la portada por donde la Virgen del Rocío haría su entrada a la plaza antes de entrar en la iglesia parroquial de Ntra. Sra. de la Asunción, donde permanecerá nueve meses.

La portada este, por su parte, es la que estaría en el lado contrario a la anterior, por tanto será la que mire directamente a la fachada principal del templo parroquial de Almonte. Para esta portada, la idea es colocar un altorrelieve con la escena de Pentecostés (VENI, SANCTE SPIRITVS), es decir, María reunida en oración junto a los Apóstoles mientras reciben el fuego del Paráclito. El motivo de elegir este tema es para tener en cuenta el momento en el que la Virgen del Rocío celebra su romería, en Pentecostés. De esta manera, la lectura sería la siguiente: La Virgen del Rocío llega a Almonte para estar en el pueblo que la tiene por Patrona desde 1653, permaneciendo los nueve meses de estancia en la parroquia de Ntra. Sra. de la Asunción; y cuando se va, cuando regresa a la aldea de El Rocío, lo hace una semana antes de su romería, para celebrar un nuevo Pentecostés.

Justo en el centro de la plaza se levantará la parte central de esta construcción catedralicia. Ésta no es otra que la cúpula, que se yergue elegante y esbelta hacia el cielo almonteño. Y como símbolo del cielo que es la cúpula en las construcciones cristianas, ésta debe ser sustentada sobre cuatro grandes pilares. Esos son los cuatro Evangelios, donde nos da a conocer cada día la Palabra de Dios. De ahí que proponemos que en las pechinas sobre las que se asientan los tambores que alzan aún más la cúpula, aparezcan recogidos los cuatro evangelistas, que pueden aparecer igualmente representados por el tetramorfos, es decir, por sus símbolos. De esta manera, a San Juan lo representa un águila; a San Lucas un toro; a San Mateo un ángel; y a San Marcos un león.

Para las bóvedas de crucería que se han ideado para cubrir los dos tramos de nave resultantes entre la cúpula y ambas portadas, nuestra idea es la siguiente. Teniendo en cuenta los dibujos del proyecto, y observar que toda la construcción está basada en el estilo gótico, hemos apreciado que cada tramo de nave está cubierto por dos bóvedas de crucería cada una de ellas. Cada bóveda está sustentada sobre varios nervios, por lo que cada una de ellas tiene una clave central o principal, y veinticuatro claves secundarias en la unión de los distintos nervios. Para cada una de ellas, la propuesta es la siguiente:

  • BÓVEDA 1

    Para la clave central, el escudo de armas de S. M. Felipe VI, teniendo en cuenta que este edificio se construye bajo su reinado. Además, será el primer traslado de la Virgen del Rocío que se celebra desde que Don Felipe asumió la Jefatura del Estado. Para las cuatro primeras claves secundarias, proponemos el escudo de España, y para el resto, castillos, leones y flores de lis, símbolos de la realeza, este último usado además por la dinastía Borbón, algunos de cuyos miembros profesan una fuerte devoción a la Patrona de Almonte.

  • BÓVEDA 2

    Para la clave central proponemos la colocación del escudo de Almonte, mientras que para las secundarias, la idea sería colocar piñas, el fruto del pino piñonero, tan abundante en el término municipal almonteño. Esto sería por dos motivos: primero porque a través de esas extensiones de pinares discurre el camino de Los Llanos, el trae la Virgen hasta Almonte desde El Rocío, y viceversa; y segundo, porque la piña es símbolo de la Iglesia, que acoge a todos sus hijos, como María nos acoge a los cristianos. Con la colocación de las piñas se pretende además otra manera de decoración, pues estas serían en altorrelieve, casi de bulto redondo, a modo de pinjantes.

  • BÓVEDA 3

    Para la clave central, proponemos la colocación del escudo de la Hermandad Matriz. Para las cuatro claves secundarias “principales”, el anagrama mariano (A y M entrelazadas, símbolo del Ave María), y las letanías en las veinte restantes, más alejadas. Para el anagrama de María, proponemos la utilización del mismo que iba grabado a fuego en la clave de madera del crucero de la antigua ermita del Rocío, que aún se conserva. Y para las letanías proponemos las mismas que aparecen recogidas en las ráfagas de plata dorada de la Santísima Virgen del Rocío y en su paso procesional de plata, que son las siguientes:

  • LA ESCALERA

    Alude a la Santísima Virgen como que a través de Ella ascendemos al cielo.

  • LA FUENTE

    La fuente, como que Ella es Fuente de hermosura, que dice la letanía, así como conjunto de todas las virtudes.

  • EL ARCA

    Hace referencia a que la Virgen es el arca de la Nueva Alianza, que es Jesucristo.

  • LAS PUERTAS

    Aluden a la letanía Puerta del cielo, haciendo referencia a que a través de María llegó Jesús al mundo.

  • EL CÁLIZ

    Pues Ella misma contuvo en su interior al Hijo de Dios.

  • EL ESPEJO

    Hace referencia directa a la letanía Espejo de justicia, aunque también es cierto que ya en el medievo era símbolo de la virginidad de María, por haber sido Ella la escogida para Dios reflejarse y darnos a su Hijo.

  • LA LUNA

    En cuanto a la influencia que ejerce sobre la Tierra, y también sobre la mujer, ha estado siempre relacionada con la lluvia y la fecundidad. La luna además, ha estado siempre vinculada a la Virgen María, sobre todo por la mujer del Apocalipsis que redactara San Juan.

  • EL SOL

    Pues en el Cristianismo representa a la figura del Hijo de Dios, nacido de la Virgen María, y ser llamado Sol de justicia.

  • EL LIRICO

    Símbolo de pureza, de virginidad, de inocencia, todos ellos adjetivos relacionados estrechamente con la Virgen. En el cristianismo, si el lirio es blanco simboliza la pureza. Puede hacer alusión a la cita bíblica “lirio de los valles”, para referirse directamente a la Virgen, por su plena confianza en Dios, así como la salvación del mundo. Esta misma expresión “lirio de los valles” ya aparece recogida en la filacteria de uno de los ángeles del antiguo retablo rociero, hoy custodiando el sagrario en la Capilla Sacramental.



  • LA ESTRELLA

    Relacionada directamente con la letanía Estrella matutina o Estrella de la mañana. La estrella, en el cristianismo, simboliza las figuras de Cristo o de su madre, la Virgen María. En sí, hacen referencia a la luz que ilumina en las tinieblas, pues son luminosas en la oscuridad del cielo de la noche.

  • LA CUSTODIA

    En cuanto a que la Virgen María fue la primera custodia del cuerpo del Señor, pues en su seno se gestó su crecimiento hasta su nacimiento.

  • LA ROSA

    En alusión a la letanía Rosa mística, así como símbolo mariano por haber sido considerada atributo de las doncellas en la Edad Media.

  • EL CIPRÉS

    Por la naturaleza perenne de las hojas que tiene, ha sido símbolo de inmortalidad.

  • LA PALMERA

    Más exactamente la hoja de palma, desde la Antigüedad ha significado alegría y victoria. Para el cristianismo, este elemento, por su color, permanentemente verde, ha hecho siempre alusión a la resurrección y la vida eterna.

  • EL POZO

    hace referencia a la letanía Pozo de sabiduría.

  • LA TORRE

    Alude a la letanía Torre de marfil o Turris eburnea, como aparece inscrita en el borde superior de la peana del paso procesional de la Virgen. Simboliza la virginidad de María, la Madre de Dios.

  • El TRONO

    En cuanto a la letanía Trono de la Sabiduría.

  • REINA DEL SANTÍSIMO ROSARIO

    El Rosario es una oración típicamente mariana, y muy promovida por los Papas. Hasta la Santísima Virgen en su aparición en Fátima, reconocida oficialmente por la Iglesia, anima fervientemente a su rezo diario. Una de las letanías de esta oración es Reina del Santísimo Rosario. Para su representación proponemos basarnos en la pintura del arco del crucero de la parroquia de Almonte.

  • LA CASA

    Está relacionada directamente con una de las letanías del santo rosario, que para hacer referencia a la Santísima Virgen lo hace con la expresión Casa de oro.

  • LA GRANADA

    Es símbolo de la Virgen María en cuanto al conjunto de virtudes, en directa relación con la infinidad de granos que este fruto encierra.

  • REINA DE LA PAZ

    Otra de las letanías del Santo Rosario es la de Reina de la paz, pues a través de María, con su fiat, vino Jesús al mundo para traer el perdón de los pecados. Para su representación proponemos basarnos en la pintura del arco del crucero de la parroquia de Almonte, donde el anagrama de María, coronado, aparece entrelazado con una rama de olivo y una paloma, en recuerdo de aquella rama que la paloma trajo a Noé, significando la paz, por la reconciliación con Dios.

  • BÓVEDA 4

    Para la clave central, el escudo de S. S. el Papa Francisco, teniendo en cuenta, al igual que con el anterior, que esta construcción se levanta bajo su pontificado. E igualmente que el anterior, será el primer traslado que se celebra desde que el Papa Francisco fuera elegido para llevar la nave de la Iglesia. Para las cuatro primeras claves secundarias, proponemos la representación del escudo de la Diócesis de Huelva; para las otras cuatro centrales algo más alejadas, el escudo del actual Obispo de Huelva, Don José Vilaplana Blasco, y para las dieciséis claves restantes, utilizaría el símbolo de San Pedro, con la tiara y las llaves, teniendo en cuenta que este Apóstol es el Patrón de Almonte.

Por último, para el friso que recorre toda la estructura arquitectónica, proponemos una cita literaria alusiva a la Virgen María. Para este caso, nuestra propuesta es la Cantiga 100 de Alfonso X “el Sabio”: “Santa María, strela do dia”. Más abajo adjuntamos la letra, en galaico, que es la lengua originaria en la que fueron compuestas, y su traducción al castellano actual. Sea cual sea la elegida, proponemos que para su grafía se utilice la letra gótica, que encajaría perfectamente con el estilo arquitectónico empleado en la construcción efímera, así como el período en el que reinó Alfonso X, autor de estas composiciones, y quien hipotéticamente mandara entronizar la sagrada imagen de la Virgen en el bosque de La Rocina.

Para todos estos elementos decorativos, nuestra propuesta sería levarlos a cabo en color dorado, y a ser posible en metal, latón quizás, para aligerar peso, además de ser más fácil de trabajar. Todo ello porque contrastaría con el blanco del papel rizado que recubre la estructura, aportando ciertos toques de color en muy contadas partes del edificio efímero, que además resultaría bícromo, lo que, a nuestro juicio aportaría sencillez y elegancia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Aceptar