La Virgen del Rocío ya luce sus galas de Reina en la Parroquia de la Asunción de Almonte. Poco más de un mes después de su llegada al municipio para cumplir con la tradición de cada siete años, la Patrona de Almonte se muestra vestido al modo más habitual en Ella, aunque presentando un aspecto cargado de guiños a la historia y, sobre todo, a su coronación canónica de la que se han cumplido cien años. con el traje que realizaran las mujeres del taller de bordados de la Hermandad Matriz en 2015. Se trata de un terno compuesto por saya, corpiño, mangas, sobre mangas y el traje del Niño.

El manto que luce es el conocido como de Pentecostés, confeccionado en los talleres sevillanos de Santa Bárbara y que estrenase en la romería de 2011. Las flores que acompañan al vestido, realizadas por José Manuel Vega, son capullos de rosas y jazmines en tonos pasteles. La Virgen aparece con la iconografía que lució para su Coronación Canónica en el año 1919: luce la presea con la que fue coronada en junio de aquel año, el rostrillo que regaló Juan Francisco Muñoz y Pabón, en plata, cuya réplica del original ha regalado la Hermandad de la Redención de Sevilla en 2018, realizado en el taller de Fernando Marmolejo.

Como novedad, las ráfagas de punta de martillo han recuperado su color original en plata, obsequio del canónigo almonteño Tello de Eslava, en el siglo XVIII, y el conjunto se completa con la peana de madera que se labró, aunque no se llegó a utilizar en 1988 con motivo del 175 aniversario del Rocío Chico y los atributos de la Virgen y del Niño también recuperan su color original en color plata junto con la media luna a sus pies.

 

La Virgen del Rocío, de Reina como en 1919

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Aceptar