La Virgen del Rocío luce en su paso procesional, que data de 1933, obsequio de la familia Cepeda Soldán, y que fue estrenado en la Romería de 1934, dejando una estampa nueva desde que llegara a la Parroquia de la Asunción el pasado agosto de 2019. La Blanca Paloma tiene un nuevo rostrillo, diseñado por José Manuel Vega Morales y realizado en los talleres de la joyería Ital, en Almonte, que fue donado el pasado mes de septiembre a la Santísima Virgen por la familia almonteña Periánez Escobar. Es la primera vez también que porta en sus andas las ráfagas de punta de martillo, que regalara el canónigo Tello de Eslava, en su color original en plata.

Foto HERMANDAD MATRIZ DE ALMONTE

 

 

 

La Virgen del Rocío luce de nuevo en su paso procesional

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Aceptar