La Virgen del Rocío vuelve a lucir vestida de Pastora en su altar de la Parroquia de la Asunción, donde permanece tras suspenderse su traslado de vuelta a El Rocío el pasado mes de mayo como consecuencia de la pandemia por coronavirus. La Hermandad Matriz de Almonte ha querido hacer así un guiño a tantos agostos que, en condiciones normales y estando la Virgen en su pueblo, luce con sus galas de Pastora, haciendo suyo también el sentir de los propios almonteño. Luce el histórico traje conocido como de los Montpensier, donado por la condesa de París, Isabel Francisca de Orleans y Borbón, el sombrero realizado por los Hermanos Benítez y la esclavina más antigua que se conserva de la Virgen, del siglo XIX. El Niño aparece ataviado con un traje de finales del siglo XVIII, de tul, espejuelos y con aplicaciones de oro. Luce la corona de la Coronación Canónica de 1919.

El atuendo elegido, según explica la propia Hermandad Matriz, recuerda el modo tradicional de ver a la Virgen del Rocío en agosto en Almonte, recuperando una estampa de principios del siglo XX, que a su vez rememora un lienzo anónimo del siglo XIX conservado en una casa almonteña, que constituye el documento gráfico más antiguo conservado de la Virgen con esta vestimenta. La Virgen está entronizada en la peana de las andas de plata, regaladas por la familia Cepeda Soldán en 1933. La retirada del palio del paso permitirá seguir avanzando en los trabajos de prueba y ensayo de la nueva estructura para las andas que se han terminado recientemente en los talleres de INESPASA, en Sevilla, así como también para avanzar en el diseño de los nuevos varales.

Fotos HERMANDAD MATRIZ DE ALMONTE

La Virgen del Rocío, Reina de Pastora como cada agosto en Almonte

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Aceptar