La Hermandad Matriz de Almonte ha suspendido la celebración de la Romería del Rocío de 2020 atendiendo a la situación de emergencia sanitaria que se está viviendo a nivel mundial tras la aparición del denominado Covid-19. Su incidencia es tal que ha motivado la declaración del estado de alarma por primera vez en la historia de la democracia de España, prorrogada, al menos por ahora, hasta el 12 de abril. En su anuncio de tan difícil decisión, la junta de gobierno de la corporación almonteña aduce el interés primordial que, en estos momentos, mueve al mundo como es la preservación de la salud por encima de cualquier otro aspecto. Como consecuencia, han sido suspendidas también la Función de Iglesia que hubiese llevado a la Virgen del Rocío a recorrer las calles de Almonte con sus galas de Reina el próximo 17 de mayo y el traslado de Ida a su aldea previsto para siete días después.

En un ejercicio de impecable responsabilidad y sentido común, la Hermandad Matriz se abstrae de plantear siquiera cuándo podrían celebrarse estos acontecimientos ahora suspendidos. El escenario de incertidumbre que dibuja el coronavirus es de tal dimensión, además, tan inédito y desconocido, que se hace del todo imposible ahora cualquier otra postura más que esperar que todo pase y la humanidad supere el trance al que se enfrenta. Según recoge el historiador almonteño Javier Coronel, la Romería del Rocío ya fue suspendida en 1856 como consencuencia de una epidemia del cólera-morbo asiático.

 

Suspendida la Romería del Rocío de 2020

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Aceptar